Páginas

sábado, 31 de diciembre de 2016

CUANDO EL AÑO SE VA

Bueno, gente, ya se nos acabó el año (¡¡¡gracias al cielo!!!), y creo que qué mejor para finalizar este Tarantinesco año que un análisis de qué nos pasó este año, qué ganamos y qué perdimos, qué cosas nos caracterizaron, qué cosas vamos a recordar, qué cosas olvidaremos, y qué cosas le pediremos al año nuevo (toca pedirle a él porque el Niño Dios se hizo el loco). 

Le incumplimos a las víctimas, nos cambiaron los billetes, Orange is the new black en Estados Unidos, nos aprobaron la reforma tributaria, nos pusimos una capa linda, nos obsesionamos con Disclosure, Inferno sacó película, se nos murió Franca Sozanni, David Bowie, Juan Gabriel y muchos más; nos fuimos a vivir solos, nos enamoramos de Cali, salimos más, analizamos más, tuvimos otro Nobel (y a su mujer vestida con un Estéban Cortázar to die for), nos pusimos capas, parkas y bufandas; Olga Piedrahíta sacó la mejor colección de democratización de diseño colombiano, JUAN ahora tiene prendas para niñas, Moda Operandi se llenó de diseño colombiano, seguimos amando lo que ya amábamos, nos obsesionamos también (y así seguimos) con Damien Rice, tomamos mucho buen café, caminamos una y otra vez el centro, vivimos lejos, hicimos locuras, peleamos, hablamos duro (as usual), comprobamos cosas, buscamos un amuleto, quisimos más la vida, nos aferramos más, maduramos más y dormimos más. 

Este año la batallamos, tal vez como nunca antes, ¡hicimos editoriales! ¡conocimos mucha gente!, nos pusimos chokers, neckers, clutches, capas, parkas y un poco más de brillo. Recorrimos galerías, salimos de noche, se nos fue Bill Cunningham, fuimos al Bogotá Fashion Week, comimos rico, nos obsesionamos con la ilustración, nos ganamos algunos oros en Río, Chanel se presentó en Cuba, nos visitaron Gabbana y Lim, vimos Gossip Girl de nuevo, le echamos un ojo a RuPaul Drag's Race, usamos muchos tenis, compramos muchas medias de colores, comimos muchos dulces, nos cerraron Infashion :(, volvimos al norte, Dior fichó a Maria Grazia de Valentino, ¡CUMPLIMOS VEINTE AÑOS DEDICADO AL ARTE!, nos medimos toda la tienda de Julia de Rodríguez, hablamos de todo, de nada; nos volvimos fuertes, lloramos lo que había que llorar, nos miramos en el espejo una y otra vez intentando comprender hechos, palabras e ideas. Y muy allí, en el fondo de un año curiosamente extraño, demoledor e incendiario, encontramos la respuesta a muchas preguntas, y la solución misma a cómo reconstruir una vida hecha de sueños. 

Gracias a los míos, a Harold, a Rohilan, a Miguel, a Juan Pablo, a Isa, a Andresito, a Paola, a Hugo, a Andrew, a Andrea, a José, a Johan, a Mariana; a todas las amistades de la moda, a toda mi Poli People, a papá y a mama, a cada uno de los que contó conmigo, y cada uno de los que ofreció su apoyo. Pero sobre todo gracias, a quien siempre ha estado detrás de todo esto, ¡gracias por no permitirme desfallecer! 

Este fue un año de lucha, de reflexión, de liberación. Aún queda mucho que me gustaría decirles, mucho de lo que fue y de lo que será, pero siento que cumplí con decir lo que este espacio siempre ha querido decir: gracias por construir una nueva concepción de la moda colombiana a varias manos

¡El 2017 prometo ponerme juicioso en hablar más vainas serias, los espero!

En @camarfre hay siempre cosas por ver, chicos. ¡Los espero y les termino de contar!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo por decir? :)