Páginas

jueves, 4 de agosto de 2016

MULIERR: HISTORIA CONTADA A MANO

Si de algo ha servido este diario, que hoy en día es el último vistazo de una vida pasada, que se convirtió en lo único que quise conservar del hecho mismo de crecer, es de ser una vitrina para esas marcas que, por toda esa belleza que inicia desde la construcción misma de un figurín, enamoran a su servidor. La marca de la que les hablaré hoy no es nueva, ni siquiera en el blog, pero hoy sí le dedicaremos una entrada completa porque, entre la editorial y su pasarela de Colombiamoda, sé que no puedo dejar de mostrar toda la belleza detrás de los tejidos a mano de Mulierr.

Haciendo un corto resumen sobre qué es Mulierr, retomo lo que les contaba cuando hablamos de B Capital, del modo en que dos chicas con un bagaje interesante en marcas de moda internacionales, se reúnen con ganas de proponer una marca pensada desde la perfecta construcción de sus prendas y el tejido de punto como el material básico de sus creaciones. y del mismo modo, han basado el desarrollo de sus prendas desde la confección socialmente sostenible, acudiendo a la mano de obra de mujeres cabeza de hogar, y el trabajo 100% colombiano.  

Editorial

Paola y Lorena se han convertido en personas cercanas a la administración (también porque no me canso de repetir lo mucho que amo su marca), y se convirtieron en mi primera opción cuando me propusieron la editorial que les mostraré a continuación. 

El bosque como el paradigma de lo enigmático, enmarcado en los tonos grisáceos del verde que se diluye en la neblina; el color como la disrupción del drama y la construcción experimental de materiales poco tradicionales como el marco del Avant Garde del diseño colombiano. Buscando recrear ese drama desde la belleza asiática, la construcción misma del maximalismo futurista del Capitolio de The Hunger Games enfrentándola al minimalismo exótico de la naturaleza oscura de un bosque prohibido, surgió esta bella editorial, agradeciendo enormemente a Paola Cristancho y a Hugo Badel por hacer magia con esa cámara, el styling lo firma su servidor, y la bella Anchi que nos posó con toda mi cansonería encima. 


   






La pasarela

Ya para cerrar esta entrada tan larga, no quiero ser tan extenso con la pasarela que presentaron en Colombiamoda. La colección Arte de la Palabra resultó ser un juego de tejidos maravilloso, como sólo estas genias saben hacerlo, frente a prendas con apliques inspiradas en la fauna aviaria colombiana. Sé que mi querida Andre de The Glambition les contará con mejor detalle qué fue lo que sucedió en esa pasarela, rescatando yo también el bello trabajo manual que realizan estas mujeres adoradas frente a la abstracción de siluetas producto de una construcción muy precisa de las prendas, trabajo tan valioso de Mulierr.

Vayan a The Glambition, en serio, que de allá saqué esta imagen. 
Esto es todo por ahora, pero sí tengo muy seguro que vendrá más para este blog, que aún disculpándome por mi falta de tiempo, tengo muchas cosas más en el tintero. 

¡Saludos!


1 comentario:

¿Algo por decir? :)