Páginas

miércoles, 14 de octubre de 2015

BOMBARDEO DE COLECCIONES MASCULINAS: JUAN

Después de Bogotá Fashion Week (y cirugía ocular), por fin tuve el tiempo (y el campo visual suficiente) para sentarme a escribir sobre las colecciones masculinas de las ferias de moda que hubo en Bogotá. Juan, Lina Cantillo (dos veces), y Juan Pablo Socarrás inauguraron las pasarelas bogotanas para que nosotros tengamos vistazos bonitos del diseño nacional al que se puede acceder en la ciudad. 

Primero que todo, debo confrontar un comentario previo hecho en aquel análisis previsorio de lo que sucedería en las ferias de moda en Bogotá, donde me preguntaba qué tanto espacio habría para las colecciones masculinas en estos espacios, contando con la cantidad frecuente de pasarelas masculinas, que siempre suele ser pocas. Para estas ocasiones, vimos cinco puestas en escena; de las cuales cuatro fueron colecciones nuevas de tres marcas de diseño. Y aunque para la cantidad de días de feria (cuatro en total) es un buen número, realmente  la cantidad de marcas fue bastante reducida, al nivel de ver una repetición. Examinaremos pasarela por pasarela, y ahí sí concluimos qué sucedió en este panorama. Esta es la primera entrada de todo el reporte. 

JUAN
Esta marca, que cumplía todas las condiciones si hablamos de presentar al público esas marcas que son de la capital, tiene esa linda capacidad de dejarlo a uno siempre boquiabierto. Su estética urbana, dirigida a un público mucho más joven, arriesgado y consumidor de tendencias, abrió una puerta en el diseño masculino colombiano. Debo destacar aquí, antes de hablar de la colección, los diferentes hitos de la marca en su historia más reciente: una colaboración exitosa con Comes Cake (que generó un suéter rosado bellísimo), una colección pensada desde la igualdad y su maravillosa tienda online. Y si hablamos de historia, vuelvo a mayo de 2013 donde marcaron su hito más alto (en mi corazón) con Black Rose, desde un fashion film maravilloso hasta prendas en azules y verdes con estampados de calaveras que aún permanecen en mi mente. La colección que pudimos ver en B Capital fue asombrosa, pero no superó el hito de CMB 2013. Cry Baby siguió esa linea rocanrolera y rebelde, pero con una máquina del tiempo que nos llevó a los noventa (perdonen si en este blog no hablamos de la banda sonora, pero es que yo de rock sí muy poco) en las siluetas clásicas de la marca. Shorts, pantalones a los tobillos, suéteres, trench coats y bomber jackets fueron esa línea conocida; y los estampados de troll, los colores neón y la inspiración graffiti fueron esa novedad inspirada en una de mis épocas favoritas de la historia. La rebeldía fue el concepto más claro de la colección, con acentos aguamarina, camel, negros y estampados. Juan se une a la tendencia mundial de los parches en las prendas, siguiendo a Jorge Duque con los emojis en la pasarela. Ojo a los accesorios de los looks, anillos de dulce, bandanas y collares ajustados al cuello fueron el toque más noventero de la colección. Rescato dos alertas de tendencia: abrigos de piel, sumando una de las piezas de esta colección a la propuesta de Erikó en Colombiamoda, y patchwork. También merecen una mención especial los estampados neón, la dupla de blanco y negro en diferentes piezas, y el toque de color en los looks azules y crema. Una buena colección, que me hace esperar un poco más de creatividad para la próxima pasarela de la marca. Salidas favoritas: 














Ya luego hablaremos de Juan Pablo Socarrás y su Viento de Trópico en BFW, y los cierres de Lina Cantillo que pasaron del imperio otomano hasta Tintín. Y todas las reflexiones, momentos bonitos, y demás pasarelas del resto de ferias de moda, que vendrán de a pocos.

¡Hasta pronto, queris!

En redes:
@DoblePersona
Camarfre
y camarfre también en Snapchat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo por decir? :)