Páginas

miércoles, 26 de agosto de 2015

BOGOTÁ Y LA MODA

Nuestra ciudad siempre ha tenido esa dualidad de ser o no ser la capital de la moda. Contamos con la cantidad de diseñadores y de espacios que promueven la industria, pero siempre volvemos al mismo punto, donde la ausencia de apoyo de entidades gubernamentales frenan el crecimiento y posicionamiento de la ciudad como capital de moda. Sí, mis queridos alacarachas, Medellín nos lleva una buena ventaja. 

A inicio de este año, el corriente rumor era que serían cinco los eventos de moda en la ciudad, que en mi criterio es una cosa exagerada. Si no hemos logrado la coalición para uno, no me imagino para cinco. Sueños realistas, por favor. 

Pero en el ánimo de aprovechar ese potencial, logran surgir dos ideas muy interesantes: B Capital y Bogotá Fashion Week

Luego de conocer ambas propuestas, el corazón se me llenó de esperanza. Y es que sabiendo que Caracol sería la empresa detrás de un Mercedes Benz Fashion Week, que traería más talento latino del que quisiéramos ver en pasarelas nuestras, la constante es a desinflarse con la idea que tenemos de una semana de la moda. También sería Inexmoda quien buscaría salvar la patria, y descentralizar la sede de sus exitosos eventos a nuestra ciudad. Además, vendría Pilar Luna con una semana de la moda en todo el sentido de la palabra, en el escenario menos pensado pero el más propicio para un evento con la bandera de Bogotá como capital de moda.

Recuerdo que uno de mis primeros trabajos en mi carrera de comunicador, hace unos cuatro semestres, consistía en un análisis del discurso de un texto periodístico. Sin duda alguna, mi elección fue un editorial de Pilar Luna para Infashion sobre el Círculo de la Moda de Bogotá del año 2013. Recuerdo muy bien lo que ella mencionaba sobre Bogotá como capital de moda, sobre las fallas y las bondades de CMB - cuando existía- y el potencial que tiene nuestra ciudad. Ver la idea como un proyecto del Bogotá Fashion Week fue el cierre a ese interrogante que quedó abierto después de entender ese editorial, en los inicios de mi carrera: ¿qué haremos por la moda en Bogotá? 

Es preciso decir que estoy orgulloso de ambos eventos, de la iniciativa de Inexmoda por ver en Bogotá ese potencial y desarrollarlo, por comprender el área industrial de la ciudad como el espacio más adecuado para reunir a la industria de la moda, y al mismo tiempo crear rutas que hablen del estilo de vida de la ciudad dentro de la experiencia de moda. 

Bogotá Fashion Week tiene un aspecto emocional que me une muchísimo al sentido del evento, que se la juega con toda al tomarse el Aeropuerto Eldorado como el espacio propicio para decir a Colombia y el mundo que somos capital de moda. A diferencia de B Capital, hoy puedo mencionar algunos de los nombres que veremos en este evento. Veremos el talento joven de Felipe Santamaría con su marca Lenerd, y Sebastián Jaramillo con sus joyas de calaveras y Legos, junto a talentos establecidos como Lina Cantillo, Julia de Rodríguez e Isabel Henao. Pero hay un nombre del que estoy seguro se hablará demasiado en el evento: Juan Pablo Socarrás. El diseñador de ascendencia vallenata siempre da de qué hablar, y es que el desarrollo del trabajo artesanal de sus piezas siempre destaca, y es todo un deleite verlo en pasarela. 

Tampoco puedo dejar de mencionar que quedan incógnitas en el desarrollo de estos dos espacios, una de ellas es el hablar de la cantidad de talentos que tendremos en pasarela, pensando en quienes ya presentaron en Colombiamoda y los que presentarán en otras ferias nacionales. También el espacio para los nuevos talentos y para el diseño más independiente, que cuenta con una fuerza bastante destacable en nuestra ciudad. Los talentos en diseño masculino también suenan escasos (teniendo en cuenta que hasta en Colombiamoda no tuvimos muchas propuestas este año), y aún no hay vistazos de lo que sucederá en el ámbito académico para estos días. Y quedan dudas aún más grandes sabiendo el efecto contraproducente que se puede generar al sumar más ferias de moda a un ambiente que requiere de cohesión para aprovechar un potencial nacional, que se ha quedado en pausa y con el pie listo para pisar el acelerador.

En este renacimiento de la moda bogotana en sus espacios de exposición, los ideales son claros y los espacios comienzan a desarrollarse, es el primer año de ambos eventos, y desde aquí enviamos en un principio la mejor energía, y el apoyo que sea necesario para ver a nuestra ciudad como una potencia de moda (alerta de sueños de estudiante universitario de mitad de carrera). 

También, en este post nos tomamos un espacio para agradecer y homenajear a la querida Pilar Luna, que con Bogotá Fashion Week nos demuestran el valor incalculable de su aporte a la industria nacional, y todo un referente de su servidor, un ejemplo de vida. A ti, Pilar, gracias por tanto.

Por último, recuerdos bonitos de lo que fue el Círculo de la Moda de Bogotá (y el reporte masculino), el último evento masivo de moda que hubo en la ciudad. 

SAVE THE DATE!

(No sé cuántos espacios serán abiertos al público)
5 al 10 de octubre de 2015
Aeropuerto Eldorado


(Espacios académicos y comerciales abiertos al público)
24 al 26 de septiembre de 2015
Zona Industrial de Puente Aranda

¡Allá nos vemos!

En redes: 
Snapchat: camarfre
CMarquezMTF@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo por decir? :)