lunes, 4 de marzo de 2013

MÁS QUE MODA, CINE.

Esta semana les traigo algo sobre...

Y EL OSCAR ES PARA...

Siguiendo el orden cronológico de los sucesos, hoy es el día (algo tarde, lo sé) de hablar del más alto reconocimiento en la industria cinematográfica: Los premios de la Academia.

Normalmente, cuando ustedes ven en un blog de moda algo correspondiente a los premios de la Academia, encuentran una extensa lista de aciertos, errores garrafales, mejores y peores. Propongo algo distinto: Cine, y moda. 


  • La Ceremonia:

La 85° entrega de estos premios, con un presentador algo aburrido, pero con unos performances de admiración. Los tres sucesos de la apertura, la perfecta mezcla entre musical y comedia. Los dos mejores performances fueron: El realizado por el elenco de Les Misérables, y el de Adele por Skyfall. Sin contar que allí se vieron las mejores prendas de la noches: Anne Hathaway en Armani, y Adele en Burberry. Me encantó ver a Meryl Streep entregando el premio a Mejor Actor en un bello Lanvin de manga larga. Y este, este fue el suceso de la noche, algo distorsionado que lo vuelve perfecto. Ya lo entenderán. 


  • Los premios:
Predecibles, merecidos, robados. Realmente, esto es más un concepto personal. De cierto modo, cada nominado es el posible ganador. Y, como siempre, el cine comercial fue el plato fuerte de la noche.

Premios predecibles: Anne Hathaway como Mejor actriz de reparto. Se esperaba, y considero yo, se merecía. Christoph Waltz como Mejor actor de reparto. Merecido y muy curioso, es su segundo premio, en la misma categoría y con el mismo director. Jennifer Lawrence por Silver Living Playbooks. No sé, yo veía ese premio en manos de Jessica Chastain, pero no desmerito el trabajo de Lawrence. Adele como Mejor Canción original. Nada que decir. Predecible y merecido. Paperman como Mejor cortometraje animado. Tienen que verlo, es bellísimo. Amour como Mejor película extranjera. ¿Merecido? Merecidísimo. 

Premios merecidos: Todos los predecibles. Daniel Day-Lewis como Mejor Actor pirncipal. Innegable ganador. Anna Karenina como Mejor Vestuario. Fashionistas, deben ver esa película. Quentin Tarantino por Django, guión perfecto, y amo a Tarantino después de Bastardos sin Gloria. 

Premios robados: Todo lo que se ganó Life of Pi. No es mala, pero sí hay muchas mejores. Argo como mejor película. Nada que hacer, había muchas mejores. Ang Lee como Mejor director. No, no, no, y no. 




LADO FASHION 

Los Remakes de películas antiguas tienen muy buenas propuestas estilísticas, deben verlas. Anna Karenina, Les Misérables y Lincoln, además de ser buenas películas, el vestuario es de admirar. Y la ciencia ficción en Snow White and the Huntsman también. 

Y, sin falta, la mejor vestida de la noche fue, sin duda alguna, Charlize Theron en Dior Couture. Aciertos (mi opinión) Jennifer Aniston en Valentino, Jessica Chastain en Armani, Jennifer Lawrence en Dior Couture (amé su collar)y Octavia Spencer en Tadashi Shoji. 


Ya para terminar, se celebraron los primeros cincuenta años de James Bond. Pero esto, merece otro post.

Abrazos fashion!

En redes:
@DoblePersona
CmarquezMTF@hotmail.com






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo por decir? :)